martes, 4 de julio de 2017

Muscat, Sultanato de Omán



   La ciudad más poblada de Omán es su capital. Está situada entre el mar y las montañas y es un importante puerto comercial.





   La Armada portuguesa ocupó el puerto de Mascate para utilizarlo como escala de sus navíos en la ruta hacia las Indias, de aquella época quedan varios fuertes a lo largo de la costa. Los portugueses tuvieron aquí el poder durante un siglo y medio hasta que, en 1650 pasó definitivamente a los omaníes después de varios enfrentamientos.

   Hoy en día, en el puerto marítimo de Mutrah hacen escala la mayoría de los cruceros turísticos que navegan por el Golfo Pérsico.

   En esta zona lo mejor es dar un agradable paseo a lo largo de la bonita bahía. Tiene un bello paseo marítimo muy animado.




   En el puerto, a primera hora de la mañana, se puede entrar al Mercado de Pescado. Tiene una gran actividad y podemos ver cómo la población local, normalmente hombres, compran la pesca recién capturada.




   Mutrah Souq es el mercado árabe tradicional. En este zoco se vende de todo pero lo más buscado es el incienso, los perfumes, los tejidos de algodón o seda y los típicos gorros omaníes.

   Cerca hay una mezquita chiíta y, junto a ella, cerrado con una puerta, está el barrio chiíta donde no tienen permitida la entrada los extranjeros.








   En la zona llamada Old Muscat está el Palacio del Sultán. Después de recorrer una inmensa plaza con edificios gubernamentales de mármol blanco y cuidados jardines, se llega a la reja de entrada del Palacio de la Bandera o "Al Alam". Es la residencia oficial del Sultán Qaboos, aunque algunas veces se alojan en él las visitas de Estado o se celebran actos oficiales.




   Bordeándole se puede llegar a la parte posterior y ver el pequeño puerto en el que está. Bajo el sol, los tonos dorados y azules de su fachada resaltan de forma llamativa.

   Sobre las montañas queda parte de la antigua muralla y alguna torre de vigilancia.

   Cerca de la residencia del monarca hay dos fuertes del siglo XVI: Al-Jalali y Al- Mirani, ambos construidos por los portugueses. 




   A los pies de Al-Mirani está la mezquita azulada de Al-Khawr, formando una sugestiva imagen.

   Sin duda Omán es un país interesante y su capital, Muscat, una preciosa ciudad.







                                                                                                                                                      Inma

4 comentarios :

  1. Destino exótico nos traes al blog Inma. No tenía ni idea que los portugueses hubieran estado por aquellas lejanas tierras. Por lo que nos muestras parece una ciudad interesante para hacer una parada si visitas el Golfo Pérsico. Omán parece ser uno de los destinos más desconocidos de la región y poder conocer algo a través de este post me ha resultado una grata sorpresa. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado que nos acerques esta ciudad al blog y aunque sinceramente no está entre mis destinos, por mis gustos. Seguramente en ella, todo será exquisito, sus comidas, sus paisajes, su gente y probablemente tenga mucho para ver.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Inma por traernos al blog este destino y así poder conocer su cultura y sus paisajes. Es un destino que no entra en mis preferencias, pero gracias a ti lo voy a conocer.

    ResponderEliminar
  4. Un destino sorprendente y diferente. Los Emiratos Árabes tienen su encanto y, gracias a ti, podemos disfrutar de un trocito de ellos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""