lunes, 19 de junio de 2017

El Doncel de Sigüenza



   La localidad medieval de Sigüenza, ubicada en la Sierra Norte de la provincia de Guadalajara, es uno de los principales destinos turísticos de Castilla La Mancha.

   Junto a su Plaza Mayor porticada, diseñada por el cardenal Mendoza en el siglo XV, está la imponente catedral de Santa María de estilo románico cisterciense con acabados góticos, renacentistas y barrocos. Tiene torres almenadas y un aspecto sobrio.





   En su interior, a la derecha del Altar Mayor, está la Capilla del Doncel, el joven noble que murió en las guerras de Granada.

   Don Martín Vázquez de Arce nació en 1461 en Sigüenza, ciudad bajo el mecenazgo de la poderosa familia de los Mendoza. Martín recibió una educación esmerada en la corte de los Duques del Infantado. Participó en la Reconquista durante la cual perdió la vida a los 25 años.




   La famosa escultura semiyacente de alabastro policromado, representa al joven recostado sobre un ramo de laureles y vistiendo armadura. Es la única figura funeraria en la que el protagonista está leyendo. Es una joya del arte gótico que destaca por su enigmático realismo.








   La Casa del Doncel, o Palacio de los Marqueses de Bedmar, es del siglo XII y fue propiedad de la familia Vázquez de Arce y Sosa. En la actualidad ha sido rehabilitado y se utiliza como espacio cultural. Cerca se encuentra la  Plazuela de la Cárcel, donde estaba el antiguo ayuntamiento de la villa.








   No nos debemos marchar sin ver algo de la artesanía seguntina. Destaca el taller de cincelado de Canfranc Lucea, uno de los pocos artistas que quedan en España en esta complicada disciplina, siempre nos recibirá amablemente en su sala de exposición y nos explicará esta laboriosa técnica.





   En el Colmenar de Valderromero se produce y envasa miel de La Alcarria, además de otros derivados como polen y jalea real. El taller de Jesús Blasco elabora artesanalmente botas de vino en piel de cabra.




   En el Monasterio de Nuestra Señora de los Huertos, las monjas clarisas ofrecen a través del torno de clausura sus dulces, pastas, mantecados y unas deliciosas trufas de chocolate que, si las probamos, seguro que nos quedarán ganas de volver por la Ciudad del Doncel.                      

                                                                                                                                                      Inma


1 comentario :

  1. Visito asiduamente Sigüenza porque me parece un lugar fantástico, cargado de historia, con una excelente gastronomía y un magnífico castillo-parador. Hace relativamente poco que entré en la Casa del Doncel y su interior me encantó con esas yeserías mudéjares y varios espacios dedicados a exposiciones, en nuestro caso pudimos ver una exhibición dedicada a la guitarra española y a su predecesora, la vihuela, donde se ha recreado un taller artesano.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""