lunes, 13 de junio de 2016

El pintoresco lago Katrine

Muchos consideran al lago Katrine como uno de los más hermosos de todos los lagos escoceses y es que no hay ninguna duda de que su entorno idílico y sus aguas cristalinas lo convierten en un lugar tranquilo y apacible. Se dice que, cuando Sir Walter Scott lo visitó por primera vez, quedó tan fascinado que sirvió como fuente de inspiración para su famoso poema «La dama del lago».


Se encuentra en el Parque Nacional de las Trossachs, una zona repleta de preciosos lagos y valles con una vegetación frondosa. Resulta un lugar precioso que realmente me sorprendió bastante donde relajarse y disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor. Para descubrirlo no hay nada más que adentrarse en el Parque Nacional y recorrer la carretera serpenteante que nos acerca al embarcadero de Trossachs Pier.




Una vez allí, para disfrutar del lago y de sus paisajes hay varias opciones. Se puede hacer un pequeño crucero por sus apacibles aguas a bordo de un barco histórico de vapor o alquilar una bicicleta y hacer alguna ruta por los alrededores. Aunque mi recomendación es seguir a pie la carretera que bordea su orilla y está cerrada al trafico de vehículos donde salen varios senderos que nos adentran en el bosque.



El recorrido a pie junto al lago es muy bonito y se puede pasear con total tranquilidad. Además cada rincón invita a sentarse un rato y disfrutar de la serenidad que nos ofrece. Si se dispone de tiempo suficiente hay que saborear el trayecto despacio y gozar plenamente de este lugar tan especial. Sus aguas son tan puras que sirven para abastecer de agua potable a la ciudad de Glasgow y alrededores.



El entorno es ideal para dar largos paseos a lo largo de tan pintoresco lago y empaparnos de la belleza natural de la zona. Todo él es una maravilla, se encuentra bordeado por redondeadas colinas cuyos bosques llegan hasta la misma orilla.


Los alrededores del lago Katrine fue el lugar de nacimiento de un personaje histórico muy apreciado por los escoceses, se trata de Rob Roy MacGregor, más conocido como el Robin Hood escocés. Convertido en proscrito, se escondió en estos bosques, conociendo todos los caminos secretos y senderos a lo largo del lago. Sir Walter Scott lo inmortalizó en su novela realzando aún más su leyenda.




                                                                                                                                                            Loli

4 comentarios :

  1. Creo que entre las opciones que nos dices, yo escogería el barco a vapor para recorrer este bonito lago, aunque también los senderos por el bosque tienen que ser muy agradables, y claro lo de la bicicleta también es apetecible. De cualquier manera, debe de ser una zona preciosa para conocer y disfrutar de su paisaje.

    ResponderEliminar
  2. Con esta serie de artículos sobre Escocia no hago más que pensar que me encantaría visitar este país. Lo tiene todo: ciudades antiguas, castillos medievales y una naturaleza exuberante que me deja anonadada. Este lago emana paz y tranquilidad, un lugar donde detenerse a descansar y disfrutar de lo que Escocia ofrece al viajero. Una excelente propuesta, sin duda.

    ResponderEliminar
  3. Es un lago enorme y maravilloso ideal para pasear y relajarse. La carretera que lo bordea esta muy bien acondicionada además tiene un entorno de lo más agradable y bucólico donde contemplarás unas vistas preciosas que te dejan como nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Idílico lago el que nos traes Loli, produce una sensación de tranquilidad y sosiego. Parece un lugar para evadirse y pasear por sus alrededores y olvidarte de todo. Me están encantando los paisajes escoceses que nos traéis al blog. enhorabuena, grandes fotos, me acabo de quedar más tranquilo solo con leer y ver las fotos de este excepcional rincón de Escocia.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""