jueves, 16 de junio de 2016

Belmonte, un castillo de película

Es Belmonte tierra que inspiró los primeros versos de Fray Luis de León, uno de los hijos más brillantes de este pueblo y quizás también, fue la serena belleza de este paraje manchego la que sedujo a Cervantes a situar aquí el encuentro entre los Caballeros del Bosque y el de la Triste Figura, en su obra más universal. Pero ante todo, Belmonte ha sido cuna de ilustres hijos como el marqués de Villena, natural de esta villa quien, a mediados del siglo XV, ordenó la construcción del castillo y amuralló el pueblo dotándolo de importantes privilegios.



El impresionante castillo de Belmonte tiene la planta en forma estrellada rematada por seis imponentes torres y una muralla defensiva que lo rodea en su totalidad. Atraviesa su puerta gótica y entra en su interior, lo primero que encontrarás será su patio de armas que tiene forma de triángulo, ahora, si eres observador te darás cuenta que reúne varios estilos, fruto de las restauraciones llevadas a cabo en él aunque aún conserva muchos restos originales.



Aprovecha pues para verlo y recorrerás estancias donde se aprecia la arquitectura gótica, renacentista, plateresca y mudéjar. Pasearás entre bellos artesonados, notables chimeneas. Mira con atención y verás que son distintas en cada sala.



Te sorprenderás con una estancia de un gusto exquisito. Se trata del aposento del propio marqués de Villena, quien mandó construir un artesonado giratorio con cientos de espejos de distintos colores y decenas de campanillas de oro y plata que producían agradables sonidos. De aquel invento sólo queda la estructura, pero te harás la idea del grado de bienestar que esta estancia produce.


Sus muros han alojado a personajes ilustres, hace mucho tiempo por aquí pasó Juana la Beltraneja, aunque en contra de su voluntad. Se dice que una noche se descolgó por una ventana y huyó en la oscuridad. Mucho tiempo después el castillo se convirtió en residencia de Eugenia de Montijo, emperatriz de los franceses y descendiente directa del marqués de Villena.



Además te contaré que Charlton Heston cabalgó por las laderas junto al castillo y es que aquí se rodó el torneo a caballo de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid. Película protagonizada por el actor junto a Sofía Loren.


Belmonte, aparte del castillo conserva otras obras arquitectónicas de indudable valor histórico y artístico nada despreciables. Entre ellas destaca la iglesia de San Bartolomé con su bello retablo barroco y la pila bautismal, donde fue bautizado Fray Luis de León además de los sepulcros de los antepasados del marqués de Villena.


                                                                                                                                                           Rafa

7 comentarios :

  1. Había visto anteriormente varias fotos de este castillo-palacio, y me había llamado la atención por su perfecto estado de conservación. Después de leer tu artículo tengo aún más ganas de ir a conocerlo.
    Me ha sorprendido lo que cuentas sobre la estancia que utilizaba el Marqués de Villena con el artesonado giratorio, espejos de colores y campanillas de oro y plata, vaya, cualquier cosa este marqués menos austero y sencillo.
    Desde luego es una perfecta localización para rodar escenas de la película sobre El Cid. Charlton Heston se tuvo que quedar impresionado.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego que es una maravilla el estado en el que se encuentra este imponente y majestuoso castillo. No es de extrañar que acuda tanta gente a visitarlo porque verdaderamente merece la pena. Además es un lujo poder recorrer las estancias interiores prácticamente en su totalidad. Esto hace que el visitante conozca aún mejor cómo se vivía durante la Edad Media. La restauración está realmente lograda. Un excelente trabajo, Rafa.

    ResponderEliminar
  3. Visita imprescindible tanto por su historia como por las vistas que se tienen de Belmonte. Me encantó esta excursión aunque el castillo está muy restaurado, enseguida te transporta a la época de los caballeros con sus armadura y batallas. Una autentica preciosidad.

    ResponderEliminar
  4. El Castillo de Belmonte y Belmonte merecen una visita tranquila, sin prisas, preferiblemente en día laborable. Muchas gracias por incluir esta interesante entrada.

    ResponderEliminar
  5. Una de las puertas del Castillo de Belmonte, es la de peregrinos, que aún conserva dos vieiras.
    Belmonte es uno de los lugares mas monumentales del Camino de Santiago, Camino de la Santa Cruz.
    Más información en:
    http://www.caminodelasantacruz.es/camino-de-la-santa-cruz

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante el artículo e imprescindible conocer este castillo y el pueblo de Belmont (Cuenca). Para conocer algo más sobre la importancia del castillo y el pueblo para la comarca, puede leerse el trabajo cuyo enlace me permito dejar aquí: http://angelcarrascosotos.blogspot.com.es/2016/06/la-novela-la-culpa-y-la-feria-de.html

    ResponderEliminar
  7. Impresionante castillo Rafa, imponente con sus seis torres y sorprende lo bien conservado que está, me gusta la mezcla de estilos que atesora, vaya joya que nos traes al blog. Históricamente parece que ha sido importante y cinematográficamente parece que también. No hay nada mejor que nuestros monumentos se utilicen para su buena conservación. Me atraen los castillos y en eso en España vamos bien servidos y nuestro deber es conservarlos y visitarlos. Gran reportaje compañero, una gozada poder ver esta maravilla, ojalá lo pueda ver pronto.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""