lunes, 28 de marzo de 2016

El Reichstag, el parlamento alemán

En vuestro recorrido por la ciudad de Berlín, uno de los lugares que no podéis dejar de ver es su famoso parlamento, conocido como Reichstag. Se encuentra a muy pocos metros de la Puerta de Brandenburgo y muy próximo a la enorme zona verde que ocupa el centro de la ciudad, el Tiergarten.

El Parlamento alemán
Desde su cúpula de cristal transparente, obra de Norman Foster, pueden obtenerse algunas de las mejores vistas de la ciudad aunque, eso sí, es conveniente reservar vuestra visita con bastante antelación porque os arriesgáis a encontrar largas colas de acceso delante del edificio - de entrada gratuita. En mi opinión merece mucho la pena subir, al menos, a la cúpula y no cuesta nada realizar la reserva anticipada por internet pues la página está en alemán, inglés, francés y árabe y así ahorraros las engorrosas colas de más de 2 horas que suelen formarse.


Vestíbulo
En nuestro caso reservamos dos fechas distintas unos 2 meses antes del viaje. En una de las visitas teníamos entrada confirmada para la tarde de nuestro segundo día en la ciudad para únicamente subir a la cúpula. Para ello debéis introducir los nombres y dni de los visitantes en la web del Reichstag, elegid hasta 3 fechas/horas disponibles y en un breve espacio de tiempo os confirmarán la reserva via correo electrónico. Ya sabéis lo bien organizados que son los germanos así que todo fue como la seda.

Con nuestra confirmación impresa llegamos unos 15 minutos antes de la hora establecida a la puerta del Parlamento, pasamos un primer control de seguridad bastante riguroso - no olvidéis el dni o pasaporte o de lo contrario no entraréis - y tras el segundo control ya dentro del hall del edificio nos metieron en un ascensor que nos llevó directamente a la terraza donde comienza la visita.

Cúpula del Reichstag desde la terraza
Allí mismo os entregan unas audio-guías gratuitas en tu idioma a disposición de los visitantes y, ya está. Libres para pasar el tiempo que necesitéis subiendo la rampa mientras escucháis las explicaciones (por cierto, muy bien detalladas) de la audio-guía que se activa automáticamente según vais ascendiendo por la rampa. No hay límite de tiempo, una vez dentro tendréis hasta las 24:00 horas para recorrer toda la cúpula. En nuestro caso, la tarde había sido lluviosa y aunque en el momento de entrar al monumento no llovía, luego sí lo hizo por lo que empleamos algo más de una hora en el recorrido que es muy interesante. En el interior de la cúpula, se pueden ver  fotografías antiguas que retratan cómo era el parlamento en sus inicios y sus momentos más importantes.

Interior de la cúpula
Cuentan que la cúpula original del Reichstag no era del agrado del Kaiser Guillermo II porque superaba en altura la del Palacio Real y, en general, el edificio le parecía de mal gusto. Llamaba al parlamento “Reichsaffenhaus” (la casa de los monos del imperio) y prohibió la famosa inscripción de la fachada “Dem Deutschen Volke” (“al pueblo alemán”), que no se colocó hasta 1916.

Fabulosas vistas de Berlín
La historia no ha tratado nunca muy bien a este singular edificio ya que en la noche del 27 de febrero de 1933, por causas desconocidas, un incendio calcinó la sala de plenos y la cúpula del Reichstag. Los nacionalsocialistas ya habían alcanzado el poder por entonces y utilizaron el incendio con fines políticos para acusar a cualquiera de ser enemigo de la nación. Lo cierto es que aún hoy se desconoce por completo quien o quienes fueron los causantes del incendio. Finalmente, durante la 2GM, el parlamento quedó totalmente destruido.

Con nuestras audio-guías
El edificio no fue reconstruido hasta los años 60 pero sin dotarlo de la cúpula. Entre tanto, el parlamento y las instituciones de la República Federal de Alemania fueron trasladados a la ciudad de Bonn. Tras la reunificación alemana se decidió proyectar la cúpula que causó gran controversia entre los ciudadanos. El proyecto se encargó a Sir Norman Foster que respetó gran parte de la estructura e incluso dejó algunos daños del edificio a la vista para no olvidar su pasado y al mismo tiempo reconstruyó la preciosa cúpula que podemos visitar en la actualidad. La enorme estructura de cristal de 23 metros de alto fue construida para ser eficiente y sostenible. Su forma cónica en la parte superior recoge el agua de lluvia que se utiliza en los aseos y deja pasar la luz natural que se proyecta sobre el salón de plenos ahorrando en la factura de la luz pero también en la de la calefacción.

Estructura de cristales
Pintadas de los soldados que liberaron el parlamento
La segunda reserva que realicé desde la web fue para una visita guiada en español al interior del parlamento con acceso al salón de plenos donde los parlamentarios debaten a diario los aspectos políticos más importantes para los alemanes. Para este tipo de visita no hay muchas plazas ni días disponibles pues debe ser una jornada que no haya sesión y no siempre hay guías disponibles en todos los idiomas pero, en realidad, es la más conveniente. Para ello debéis seleccionar en tipo de visita la opción: "Guided tours followed by a visit to the dome" y seguir las instrucciones. Nosotros tuvimos la suerte de conseguir plaza para nuestro tercer día en Berlín a 10:30 de la mañana y media hora antes ya estábamos en la puerta para el control de acceso. Esta visita de 90 minutos de duración, que también es gratuita, os llevará por todos los recovecos del edificio con sus correspondientes explicaciones e incluye también la subida a la cúpula. Es mucho más completa que la anterior porque se visitan los pasillos donde los soldados rusos dejaron pintadas a su paso por el Reichstag para liberarlo, el despacho de la canciller Angela Merkel, los sótanos donde hay un casillero o archivador con todos los nombres de los diputados elegidos democráticamente por el pueblo alemán (incluido el de Hitler) para finalizar sentándonos en la tribuna de espectadores del interior de la cámara, justo encima de donde se sientan los diputados.

Salón del parlamento
Nuestra simpática guía alemana hablaba un correcto castellano y nos detalló muchas curiosidades acerca del parlamento y de los parlamentarios, como las multas que han de pagar cada vez que faltan a alguna de las sesiones o cómo son elegidos, el funcionamiento de las sesiones o que no existe el Senado. 
Techo del salón plenario por donde se filtra la luz y el calor solar

Resulta curioso que no hayamos visitado en interior del Congreso de los Diputados español y sí, el de Alemania. Ya podían tomar nota los dirigentes españoles y poner al servicio de los ciudadanos el hemiciclo para visitarlo, no sólo una vez al año, el día de la Constitución. Por contra, para los alemanes, el Reichstag posee una gran carga histórica siendo el símbolo de las libertades del pueblo alemán, es decir, que está ahí por y para el pueblo. Por algo es el monumento más visitado de Alemania. Como os decía al principio, es un lugar que merece ser visitado por su importancia histórica y que es, como su cúpula, un lugar de transparencia y garantía democrática.


Susana

8 comentarios :

  1. Me parece todo un acierto la cúpula del Reichstag, del genial arquitecto Norman Foster. Me gusta su moderna estructura de cristal y el que sea eficiente, para ahorrar agua y luz, es importante.
    Muy bien explicadas, Susana, tus instrucciones para organizar la visita, que está muy bien que también lo hagan en español y sea gratuito el acceso. Y podríamos tomar nota de muchas cosas, como por ejemplo, sobre las multas que pagan los parlamentarios cada vez que faltan a las sesiones.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que es una preciosidad, no me extraña que la disfrutaras tanto. El edificio es muy bonito creando una armónica combinación de historia y modernidad y la cúpula sorprendente, me ha encantado su arquitectura con su forma circular. Por lo que estoy viendo Berlín ofrece muchas posibilidades y es cierto que podían tomar buena nota nuestros dirigentes respecto a muchas cosas.

    ResponderEliminar
  3. Me está gustando Berlín más de lo que imaginaba. La cúpula de cristal de Norman Foster, me parece una auténtica maravilla y una visita muy interesante.
    Si queréis visitar el parlamento español, las visitas guiadas individuales pueden realizarse todos los sábados del año (salvo el mes de agosto) por la mañana y sin necesidad de reserva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que había visitas guiadas al hemiciclo todos los sábados. Ahora y no tengo excusa para no acudir a conocer el Congreso de los Diputados. Gracias por la información, Loli.

      Eliminar
  4. Me encantó la visita al parlamento alemán, tanto por el monumento en sí, como la historia que alberga. De la cúpula de Norman Foster no quiero decir mucho, lo mejor es verla y formarte un opinión propia. Simplemente decir que no dejará indiferente a quien lo visita. Está muy bien organizada la visita, para esto los alemanes son ideales, te explican el funcionamiento del parlamento y te explican su historia. Abrir al publico esta institución proporciona apertura de miras a quien lo visita, ayuda a conectar la política con el pueblo. Han sabido unir la visita monumental con la explicación de como funciona la política alemana. Creo que es un acierto por su parte acerca la política al gran público, tanto a los propios alemanes como al resto de turistas, todo ello gratis y muy bien organizado. Como bien dices Loli, el parlamento español se puede visitar, pero sólo los sábados por la mañana, no crees que se queda un poco escaso. Deberían tomar nota. Susana enhorabuena por tu artículo del Reichstag, lo has clavado.

    ResponderEliminar
  5. Hola Susuana, muchas gracias por el post porque tenía duda de qué visita hacer, si sólo cúpula o la guiada, no entendía en la web del Reichstag si en la visita guiada en español también incluye visita a la cúpula. Según tu post la segunda que hicisteis y que era con guía en español, recorre todo el parlamento ya demás la cúpula ¿no?.
    He mirado la web de Reichstag y no me dejar hacer la selección de las 3 opciones de fecha, no se si porque aun quedan más de dos meses, ya que vamos la última semana de agosto. ¿Con cuánto tiempo hiciste la reserva en la web de Reichstag?
    Muchas gracias y perdona por tanta pregunta.
    un saludo
    Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu consulta, María. Para nosotros lo mejor fue hacer la visita guiada en español que recorre el parlamento y luego te suben a la cúpula que ya visitas por libre. Es un poco larga (min. 90 minutos) pero merece la pena. Para este tipo de visita guiada únicamente te permite reservar durante el mes en curso o máx. con 2 meses de antelación. Al elegir el nº de personas y el idioma te pide que selecciones 3 fechas u horas disponibles y después te envían una confirmación por email que debes imprimir y llevar contigo el día de la visita junto con el carnet de identidad o pasaporte en vigor. En tu caso, al viajar a finales de agosto, hasta finales de junio no podrás reservarlo. El problema es que este tipo de visita está muy demandado y hay pocas plazas por lo que se agotan enseguida. Ponte una alarma o aviso en el móvil para estar pendiente.
      Espero haberte sido de ayuda y que lo pases muy bien en Berlín!
      Susana

      Eliminar
    2. Mil gracias!!!!! que maja eres!! ;-)
      un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""