lunes, 8 de febrero de 2016

El Monasterio Cisterciense de Santa María de la Oliva, Navarra

Te propongo un viaje a uno de los monasterios más significativos del románico en Navarra y uno de los más importantes de la arquitectura cisterciense en España. Fue fundado en el siglo XII por el rey García Ramírez, al que llamaron "el restaurador", quien lo dotó de abundantes donaciones e hizo que el monasterio tuviera una gran prosperidad durante la Edad Media.


Monasterio de Santa María de la Oliva


A lo largo de los siglos el monasterio, como casi todos los edificios religiosos, ha tenido épocas mejores y otras peores. Fue saqueado durante la Guerra de Independencia, sufriendo graves desperfectos. Además llegó el turno de Mendizábal con su Desamortización provocando su total abandono. Años más tarde, en el 1927, fue de nuevo restablecida la comunidad cisterciense y en la actualidad, tras una laboriosa restauración, es un lugar de recogimiento donde aún sigue viva la vida monástica. En él habitan veintiséis monjes a quienes, con un poco de suerte, quizás puedas ver orando por el claustro.

Aún se conservan restos del primitivo monasterio



Cuenta una leyenda que su nombre se debe a que un rey navarro resultó herido por esta zona cuando peleaba contra los árabes, herido de muerte, fue a morir a los pies de un acebuche. Junto a aquel acebuche (olivo silvestre), se levantó un primer monasterio del que aún quedan importantes restos de su estructura original.

 La portada de la iglesia se realizó entre finales del s. XIII y principios del XIV



Ha llegado el momento de que penetres y recorras su imponente iglesia donde aún siguen conservándose algunos elementos románicos. Seguramente os llame la atención la penumbra y la austeridad del lugar, sin adornos innecesarios. No hay duda de que se trata de una iglesia de estilo cisterciense en la que se encuentra, presidiendo la capilla central, una misteriosa imagen de la Virgen de la Oliva, realizada en cerámica. Además si os interesa se pueden escuchar las liturgias cantadas por los monjes, tan solo tendréis que informaros de los horarios.

Interior de la iglesia


Descubriréis el claustro donde predomina el gótico, está fechado entre los siglos XIV y XV, sustituyendo a otro románico del siglo XII del que no queda más que unos pocos restos en los muros perimetrales. Todo el conjunto invita a la relajación y al disfrute del lugar. Te darás cuenta que en él reina el silencio y la paz, así que recórrelo sin prisas descubriendo sus secretos.

El claustro es de estilo gótico 


Encontrarás la sala capitular, es la original, de estilo románico considerada una de las más antiguas de nuestra península. Podéis continuar descubriendo la zona visitable y las distintas dependencias que utilizaron los monjes como la antigua cocina o la bodega y la capilla de San Jesucristo, de la que dicen, es la primera iglesia que se construyó en el monasterio.

Los monjes aún lo utilizan para sus rezos

El monasterio cuenta con una hospedería en la que puedes alojarte



Los monjes cistercienses actuales continúan produciendo vinos como hicieron sus antecesores. Cuentan con un viñedo propio y lo venden con la marca Monasterio de la Oliva con Denominación de Origen Navarra. Dicen que son de muy buena calidad y los podéis comprar, si os apetece, en la tienda del monasterio, además de quesos y otros productos de la zona.


                                                                                                                                                           Rafa

4 comentarios :

  1. Sin ninguna duda se trata de un impresionante monasterio que conjuga los estilos gótico y románico a la perfección formando un conjunto muy armonioso. Me ha enamorado el claustro con el ciprés es una esquina. Gran artículo, Rafa.

    ResponderEliminar
  2. Visitamos este monasterio cuando fuimos también al Monasterio de Leyre y a Sangüesa. Recuerdo que me gustó la gran explanada que hay delante de la entrada a la iglesia, y por supuesto el claustro. Cuando fuimos no había nadie con lo cual me pareció un lugar apacible del que pudimos disfrutar.

    ResponderEliminar
  3. Un monumento muy interesante, el claustro me ha parecido exquisito, transmite paz y tranquilidad. Me ha sorprendido la oscuridad y lo lúgubre de la iglesia, un poco inquietante. Tengo debilidad por el románico, es un estilo arquitectónico que me encanta y seguro que cuando visite este lugar me encantará. Interesante que tengan viñedo propio, un punto a su favor. Buen trabajo Rafa.

    ResponderEliminar
  4. Yo también recuerdo esta visita al Monasterio en solitario, me sorprendió bastante y la verdad que me dio un poco de miedo sobre todo en la iglesia con tanta oscuridad.
    Aún así no deja de ser impresionante y una visita imprescindible si estás por estas tierras.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""