lunes, 11 de enero de 2016

El Museo Cerralbo, uno de los más desconocidos de Madrid

No hay ninguna duda que la oferta cultural de Madrid es envidiable, cuenta con una amplia oferta museística donde es posible disfrutar de interesantes y variadas propuestas para todo tipo de gustos. Realmente es difícil decidir por dónde empezar para no dejarnos nada, así que si estáis pensando venir a la ciudad en busca de arte, os propongo descubrir un museo interesante y a la vez poco conocido e inusual.

 Museo Cerralbo


El Marqués de Cerralbo fue una inquieta persona de finales de siglo XIX y principios del XX, que dedicó gran parte de su vida a coleccionar obras de arte y convertir su palacio en un auténtico museo. Arqueólogo aficionado, poeta y político, participó activamente en la vida pública española. Amante del arte viajó por Europa y Asia donde visitó numerosos museos y colecciones privadas donde fue adquiriendo gran parte de su colección particular.


Tras su muerte el marqués donó al estado español el palacio y todos los bienes que contenía, con la intención de que se convirtiese en museo y la condición de que se conservara tal y como él lo dejó. El museo abrió sus puertas en el año 1944. En él, además de disfrutar de sus riquísimas colecciones, podréis evocar el modo de vida de una familia que sin duda representaba a la perfección el modelo de nobleza y riqueza de la época.

Jardín del Museo Cerralbo 


Una vez que entréis en su interior lo primero que os llamará la atención será la magnificencia de la monumental escalera que apenas os dejará apreciar los otros elementos decorativos de la estancia. Su balaustrada de hierro forjado está hecha a mano y llegó aquí procedente del antiguo palacio de las Salesas Reales de Bárbara de Braganza.

Espectacular escalera que nos invita a acceder a la planta noble 


Subir las escaleras y adentraros por toda la casa donde, seguro, os sorprenderá la gran cantidad de objetos que iréis contemplando en vuestro recorrido. Veréis piezas de porcelana y cerámica, platería, joyas, tejidos y hasta una vasta colección de monedas. Hay esculturas, pinturas, fotografías y, sobre todo, recuerdos de los innumerables viajes del marqués.


El recorrido que vais a hacer no es largo, recorreréis la capilla donde, si sois observadores, descubriréis "El éxtasis de San Francisco", obra maestra de Domeniko Theotopoulus, más conocido como el Greco. Justo al lado el despacho del marqués conocido como el Salón Rojo que se conserva tal y como era en origen con sus muebles y fotografías personales.

Las colecciones del marqués decoran las distintas estancias

Después una sucesión de salones; el Amarillo, el Rosa o el Salón de Música, y en la planta noble: el Salón Árabe, el de Porcelanas, el comedor de Gala o la sala de billar (echa una mirada a la mesa, dicen que perteneció a Fernando VII). llegaréis a la Sala del Té, al despacho y a la Biblioteca y a vuestro alrededor, obras de Alonso Cano, Carducho, Ribera y Zurbarán, entre otros.



Nos despediremos en la joya de este lugar, el espectacular y suntuoso Salón de Baile con sus espejos venecianos y techo abovedado decorado con pinturas al fresco. A pesar de lo que te pueda parecer, éste no es un lugar que haya sido en absoluto tranquilo, aquí se celebraban numerosas recepciones y bailes.



Sin duda el Museo Cerralbo es uno de museos más desconocidos de Madrid que os está esperando para sorprenderos.


                                                                                                                                                           Rafa

5 comentarios :

  1. Lo visité hace ya algunos años y me sorprendió. La decoración, sus esculturas y su colección de arte merece una visita si o si. Una joya museística que no hay que perderse. Gran reportaje Rafa.

    ResponderEliminar
  2. Magnífico e interesante. Es como una caja de sorpresas. Gracias por compartirlo...

    ResponderEliminar
  3. Ha pasado mucho tiempo desde que lo visité y al igual que tú, quedé muy impresionada con el despliegue de medios del palacete en cuestión. Uno no sabe dónde mirar con tanta belleza y obra de arte. Coincido contigo en que la escalera es realmente de impresión. Uno más de esos museos desconocidos de Madrid que se deben visitar al menos una vez en la vida. Excelente trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Hace muchos años que visité este museo y me sorprendió. Madrid cuenta con muchos palacetes los cuales se convirtieron en museos y que albergan grandes e interesantes colecciones de arte: el Museo del Romanticismo (Palacio del Marqués de Matallana), el Museo Lázaro Galdiano (Palacete de Parque Florido), el Palacio de Liria, el Palacio Bauer (Escuela Superior de Canto), etc. y por supuesto este que nos traes hoy al blog, Rafa, el Palacio de los Marqueses de Cerralbo.

    ResponderEliminar
  5. Magnífico y espectacular museo, aparte de no ser de lo más conocido y visitado de Madrid. La primera vez que lo visité me quedé sorprendida de tanta belleza que alberga en su interior.
    Una visita muy recomendada si os acercáis a esta ciudad.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""