lunes, 12 de octubre de 2015

Colonia Clvnia Svlpicia

Desde siempre me apasionan las historias de romanos y todo lo que tiene que ver con esta época de nuestra historia, por este motivo, hace ya tiempo que quería visitar el yacimiento arqueológico de Clunia situado en Peñalba de Castro, en la provincia de Burgos.



A pocos kilómetros de otro importante punto de interés como es el monasterio de Santo Domingo de Silos, nos encontramos con los restos de la ciudad romana de Clunia, que anteriormente fue un asentamiento celtibérico. Según cuentan fuentes romanas, Clunia fue aliada de Numancia en su fiera resistencia contra los romanos hasta que finalmente la ciudad fue sitiada y sometida a los invasores en el año 55 a.C. por lo que fue clave en el último episodio de la guerras numantinas contra el poderoso Imperio. Posteriormente Clunia quedó abandonada y fue trasladada a otro lugar más ventajoso para los romanos, el Alto de Castro, y es aquí donde desarrolla su máximo esplendor. Hasta la fecha se desconoce la ubicación exacta de la antigua ciudad celtibérica.

Bajo el mandato de Tiberio (14-37 d.C.) Clunia se convirtió en una gran urbe, una de las más grandes de la Hispania Romana, y el emperador ordenó acuñar moneda con su cara y las de otros magistrados de la ciudad. Los restos hallados en este lugar indican que además fue un importante centro religioso y jurídico durante este período.


En el año 68 d.C. Servio Sulpicio Galba, que había disputado contra Nerón el trono del Imperio, se entera de la muerte de su oponente y es proclamado emperador de Roma en Clunia. Precisamente será Galba quien concederá a la ciudad el título de Colonia Sulpicia en agradecimiento por los servicios prestados y creará la Legio VII Gemina. De este modo Clunia mantendrá varios cientos de años su poder hasta el siglo VII en el que comienza su declive con motivo de la dominación visigoda que fija una sede episcopal en la cercana Uxama (Burgo de Osma).

Restos de la casa nº1
Pero, centrémonos en el yacimiento que podemos visitar hoy en día ubicado sobre el Alto de Castro, a unos 1.000 metros de altura y desde el que se domina el horizonte. Conviene consultar en la página web de Clunia las fechas de apertura, horarios de visita y si los mosaicos se encuentran descubiertos o no puesto que en invierno se cubren para evitar su deterioro por las inclemencias meteorológicas. Al llegar al municipio nos sorprenden los restos del majestuoso teatro romano a mano izquierda. Tras pagar la entrada en la garita de acceso nos indican que la visita al yacimiento arqueológico se realiza libremente y que puede recorrerse la excavación con facilidad gracias a pasarelas e indicaciones del recorrido.

La zona excavada abarca 130 hectáreas y distintos niveles por lo que conviene utilizar vehículo o bien llevar calzado cómodo. Dentro del yacimiento lo primero que nos encontramos es la zona de investigación donde se proyecta un audiovisual de unos 15 minutos que nos dará una primera aproximación a lo que debió ser la Clunia romana y que revela datos muy interesantes como el acuífero subterráneo que discurre bajo el cerro y que, además de proporcionar agua a la ciudad, era utilizado ya en la época como una especie de balneario o spa. También hay varias salas que exponen reproducciones de objetos encontrados en la ciudad.

Vista del Teatro romano
Continuamos nuestro camino remontando el cerro y llegamos al enorme teatro romano fechado en el siglo I d.C. al que se accede por lo más alto de su graderío. Como es habitual los romanos aprovecharon el desnivel de la ladera del cerro para construir y tallar en piedra los asientos y ubicaron el frente escénico en su zona más profunda. De la escena apenas se conservan en pie parte de los muros. Estos conformaban dos pisos de altura adornados con altas columnas corintias. En la parte superior se encontraba un tornavoz de madera para que el sonido llegara a las partes más altas. Hay que decir que en la actualidad el recinto no ha perdido nada de su fabulosa acústica y cada mes de mayo se celebra en él un Festival Juvenil de Teatro Grecolatino. Más tarde, en el s. II el teatro fue transformado para albergar espectáculos de fieras y luchas de gladiadores.

Restos del frente escénico
Desde aquí hay un trecho hasta alcanzar los restos de las termas. Clunia llegó a contar con tres complejos termales quizás debido a su creciente población. El más pequeño se situaba en el foro y a los otros se les conoce como Los Arcos I y Los Arcos II. Este último aún no ha sido excavado completamente. Los Arcos cuentan con distintos espacios situados a ambos lados del eje central que separaba ambas construcciones. En ellas se encontraba la piscina (natatio), los vestuarios, los servicios, un pórtico con columnas y una plaza porticada adornada con mosaicos geométricos.

Seguimos nuestro recorrido hasta llegar al aparcamiento situado en la parte central y desde el que podemos acceder a las ruinas del foro, a las pequeñas termas anexas al mismo y a varias casas excavadas.
Sobre los restos de algunas domus se construyó hace algún tiempo una ermita junto a la cual se han encontrado los restos de una necrópolis visigoda (s. IV- VIII). 

La llamada casa nº1 o de Taracena es grande y no ha sido delimitada por completo. Su construcción está datada entre los s. I y IV ya que sufrió distintas modificaciones y ampliaciones. Sus estancias son muy amplias y albergan bellos mosaicos.

Mosaico casa nº 1
La casa nº 3 no se ha terminado de excavar ya que anexos a ella se encuentran la mencionada ermita y los restos del edificio Flavio. Sus paredes estaban decoradas al fresco y sus suelos contienen bellos mosaicos.

Mosaico casa nº 3
Vista de los restos de Foro



La zona más amplia es la que corresponde al foro, centro de la vida en la ciudad. Ocupa una gran explanada en el centro de Clunia y de él sólo quedan la base de las columnas que protegían el pórtico donde se situaban las tiendas (cuyos restos podemos contemplar en la actualidad), los restos de algunas domus y parte de los cimientos de la basílica jurídica que hacía las veces de tribunal. En su cabecera se ha reconstruido en piedra el espacio que ocupaba el templo de Júpiter al que estaba consagrado el foro. Esta enorme plaza constaba de 4 accesos hacia el decumanus. Justo enfrente se hallan las ruinas de las termas del foro, de menor tamaño que Los Arcos, pero de las que se conserva parte de su sistema de calefacción (hipocausto).

Hipocausto de las termas
Tras muchos siglos de abandono la zona pasó a manos de la Iglesia y las ruinas de la ciudad fueron utilizadas como cantera aunque controlada por el obispado. Con la desamortización el Alto de Castro pasó a ser de propiedad privada y se cultivó cereal hasta que en el s. XVIII comenzaron las primeras excavaciones bajo el reinado de Carlos III que continúan a día de hoy y que han sacado a la luz la importancia de esta ciudad romana en el centro de Castilla. Clunia es Monumento Nacional desde 1934.


Susana

4 comentarios :

  1. Tengo que decir que me ha impresionado el yacimiento, es de los mejores que he visto y me ha sorprendido el tamaño de todo el recinto, es enorme. Sin duda es un lugar de gran importancia donde es fácil imaginar como sería la vida en este entorno magnífico.
    Gran visita Susana y un agradable paseo por Clunia.

    ResponderEliminar
  2. La próxima vez que nos acerquemos al Monasterio de Silos tengo que incluir esta visita que nos propones, Susana. Antes consultaré como nos comentas las fechas y horarios de apertura.
    Parece muy grande el teatro y los mosaicos son una maravilla. Clunia…, me gusta el nombre, me lo apunto.

    ResponderEliminar
  3. De esos lugares que te sorprenden gratamente. Merece la pena visitarla, los romanos, con sus virtudes y sus defectos dejaron un legado extraordinario en muchos materias. Que tengamos restos arqueológicos de este calibre es una maravilla, y por favor no dejemos nunca de enseñarlos para que aprendamos de donde venimos para saber adonde vamos. Gran artículo Susana, se nota que te encanta la cultura y arte romano y te ha quedado redondo. Hemos visitado ya bastantes restos romanos por toda España y la verdad, este es uno de los más peculiares e interesantes por su ubicación y dimensiones.

    ResponderEliminar
  4. Un recorrido muy instructivo por Clunia, nunca había visto un yacimiento arqueológico de estas dimensiones. Me ha parecido impresionante todo el conjunto, se nota que los romanos tenían buen gusto para situar sus ciudades. Afortunadamente está bien conservado y te traslada atrás en el tiempo, permitiéndote hacer una idea de cómo vivían sus habitantes.
    Realmente un buen sitio para no perdérselo si estas por la zona.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""