viernes, 20 de septiembre de 2013

Parador de Úbeda, Condestable Dávalos - Jaén

  

    
   Ruy López Dávalos, condestable de Castilla y primer ministro  de los reyes Enrique III y Juan II, es el nombre escogido para este parador situado en la plaza más bonita de Úbeda, en la provincia de Jaén.



   Hernando Ortega Salido fue el primer propietario del monumental edificio, que también se le conoce como el Palacio del Deán Ortega, donde está instalado el llamativo parador. Este hombre, culto y refinado, fue uno de los personajes más representativos de la época de esplendor de Úbeda, ostentando los cargos de Deán de la Catedral de Málaga, y Capellán Mayor de la  Sacra Capilla de El Salvador de Úbeda. El palacio fue su residencia privada, y se mandó construir para utilizarlo como vivienda junto al templo que regía.

   La mansión se levantó en el siglo XVI, y es parador desde 1930, uno de los primeros que se inauguraron. Sus salones y patios están decorados con enrejados, cerámica, cuadros y espejos antiguos.

   Hay tres espacios abiertos en el palacio, el Patio de la Taberna, donde se descargaban las mercancías y se utilizaba como  acceso de  la servidumbre. El Patio de los Cipreses, en una de sus esquinas, es uno de los rincones más agradables del palacete, a él se abre la Habitación Única donde se encuentra la chimenea que antes formaba parte del primer comedor.




    El precioso Patio Renacentista, en el centro del edificio, tiene doble galería y estilizadas columnas de mármol, junto una elegante escalera en uno de sus extremos. Con  mesas preparadas en él, es el sito más acogedor para tomar un café o un refresco.

   La habitación en la que estuvimos alojados era muy amplia y tenía una terraza que daba a un  jardín interior, por lo que pudimos disfrutar de apacibles momentos escuchando el rumor de una fuente instalada en  la galería.




 
   En su restaurante, además de tomar el delicioso desayuno “estilo paradores”, probamos una de las propuestas de su carta, el llamado Menú Museo, antes nos sirvieron unos apetitosos aperitivos. Los Entrantes fríos, presentados con gran colorido,  constaban de tosta de jamón ibérico, salmorejo con picadillo de aceituna, ensalada de frutas al jengibre, canapé de bacalao en salazón, y queso de oveja. Los Entrantes calientes estaban compuestos por espinacas a la jiennense, lomo de orza, croquetas de ibérico, cazón en adobo, y andrajos de Úbeda. De plato principal escogimos solomillo al ajo cabañil, y de postre tarta de tres chocolates. No pudimos terminar todos los platos a pesar de lo bueno y bien hecho que estaba el menú, una completísima propuesta de la gastronomía de la zona.




 
   La cafetería del parador se encuentra en las galerías abovedadas en las que antaño se conservaba, dentro de grandes tinajas de cerámica, el vino, el aceite y otros alimentos


   El Parador situado en este edificio histórico y en el mismo centro monumental, es el sitio ideal para alojarse y desde aquí recorrer paseando la preciosa ciudad de Úbeda.



                                                                                                                                                          Inma


6 comentarios :

  1. Bonito rincón para perderse unos días.
    Buen trabajo. Los espejos son maravillosos.
    Besos. Espe.

    ResponderEliminar
  2. Guapo Parador tenemos aquí en nuestra tierra,para poder disfrutar de el.Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Este Parador es uno de los más antiguos de la red de Paradores y ciertamente se encuentra en un marco incomparable como es la Plaza de Vázquez de Molina. Me sorprendió su restaurante en el que se puede probar la mejor gastronomía andaluza a un precio razonable. También es un buen punto de partida para realizar excursiones por la zona sobre todo a Baeza que junto con Úbeda son el mayor ejemplo de ciudades renacentistas de España.

    ResponderEliminar
  4. Me encantó el Parador, recorrer los pasillos y sobre todo su patio interior muy bien conservado con sus estilizadas columnas. La plaza cuando visite el Parador estaba en obras y no pude disfrutar bien de este interesante entorno. Pero recuerdo que me apunte a una visita guiada que recorre el precioso casco antiguo con sorprende calles estrechas, plazas y gran cantidad de edificios renacentistas.

    ResponderEliminar
  5. Úbeda junto con Baeza son dos joyas andaluzas. Recorrimos Úbeda en una visita guidaa y nos maravillamos con los tesoros arquitectónicos que alberga. Uno de ellos es su magnífico parador, situado en un lugar privilegiado y que gracias a tus fotos he podido ver casi en su totalidad. Una excelente recomendación para alojarse cuando se visiten estas tierras. Muy buena propuesta.

    ResponderEliminar
  6. Inma veo que este Parador está en consonancia con la grandiosidad de este pueblo jienense patrimonio de la humanidad junto a Baeza. Todo lo que se encuentra en la Plaza Vazquez de Molina es impresionante. Es una de esos lugares que cuando lo conoces se te queda en la retina para toda la vida. Me ha encantado la referencia gastronómica de este establecimiento. Ese menú que nos cuentas es digno de ser probado, mi próxima visita a Úbeda no me lo pierdo. Por cierto Jaén y toda su provincia tiene mucho que ofrecer, desde naturaleza hasta grandes referentes artísticos e históricos. Gran trabajo con unas magníficas fotos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""