lunes, 14 de enero de 2013

Visita a Terra Mítica y al Parador de Jávea



A pesar de la mala reputación que tienen todos los parques temáticos: especulación de terreno, suspensión de pagos, despilfarros, mala gestión, etc. Aunque prefiero no opinar sobre estos temas, reconozco que me gustan, aunque solo sea por recorrerlos y ver como están decorados. Voy a enseñaros un lugar donde da igual la edad que tengáis, donde los padres disfrutarán incluso más que los más pequeños. Ideal para descargar adrenalina.
Mi visita a Terra Mítica fue muy agradable y me divertí mucho. Aunque no soy de los que montan en muchas atracciones, tan solo de vez en cuando me dejo engañar por mis hijos y les acompaño.
El parque cuenta con una amplia variedad de atracciones y espectáculos para todos los gustos. Está abierto la mayor parte del año, pero es en verano cuando funciona a pleno rendimiento. Al ir en invierno algunas de las atracciones y sobre todo los espectáculos se encontraban cerrados, en cambio hay poca gente y no hicimos cola en ningún sitio.



Esta dividido en cinco zonas que representan las más famosas civilizaciones del Mediterráneo: Egipto, Iberia, Las Islas, Roma y Grecia. Cuidado y recreado hasta el más mínimo detalle: suelos, decorados, edificios y tiendas.
Encontraremos las típicas atracciones que hay en otros parques y montamos en casi todo, así que para no cansaros, contare las cosas que más me gustaron aparte de la espléndida decoración.
Me encantó la montaña rusa de madera, la más larga de Europa, con grandes caídas y curvas cerradas, vas a una velocidad espectacular, el ruido impresionante, parece que se va a desarmar en cualquier momento, muy divertida.
La pirámide del terror, donde vas andando por pasadizos y te cuentan historias al mismo tiempo que te asustan y te hacen pasar un mal rato. Esta atracción es de pago.
Reconozco que no soy muy atrevido y hay cierto tipo de atracciones que me producen respeto, pero me animaron a subir a una especie de montaña rusa donde viajas colgado a más de 100 Km, con giros y caída libre, vamos que no le falta de nada. Aunque no me quedaron muchas ganas de repetir, mereció la pena.
Hay una especie de péndulo gigante, en mi opinión la atracción más fuerte del parque, me gustan las atracciones de riesgo pero aquí no consiguieron que me montara. Solo con verlo sobran las palabras. Te balancean de arriba abajo, a más de 90 kilómetros por hora a una altura de 35 metros. Bastante fuerte y emocionante, me contó mi hija que si subió. Ideal para aquellos que no tienen miedo a las alturas y les zarandeen en una especie de olla redonda.



El puerto de Alejandría, con su faro, donde un barco te conduce en un recorrido por el lago desde Egipto hasta Iberia y te trae de vuelta. Un relajante paseo ideal para hacer con niños y relajarte disfrutando del paisaje. Ideal para cuando queremos relajarnos después de tanto ajetreo.
La verdad es que Terra Mítica es impresionante, al encontrarse en lo alto encontraremos magníficas vistas de Benidorm y de la costa alicantina. Así que si os animáis, no dejéis de ir con amigos o en familia. Yo particularmente lo pasé muy bien y volveré a repetir sin ninguna duda.


Terra Mítica se encuentra a tan solo 50 kilómetros del Parador de Jávea, donde me aloje. Jávea destaca por ser uno de los pueblos con mayor entorno natural de la provincia, situado junto al parque natural del Montgó. Aunque se encuentra demasiado urbanizado, lo cual hace que vaya perdiendo su encanto. No obstante sigue siendo una bonita ciudad, perfecta para ir de vacaciones y más perfecta aún fuera de temporada, por su buen clima y su buena gastronomía. Además ofrece a los amantes de deportes acuáticos muchas posibilidades, sobre todo en submarinismo.


El Parador se encuentra situado junto a un canal y cerca a la playa del Arenal, es uno de los que menos me han sorprendido de todos los Paradores visitados. Desde fuera me pareció un edificio más como los que encontramos por los alrededores. Pero reconozco que por dentro tiene todo el atractivo de Paradores. Se encuentra situado en un lugar privilegiado, rodeado de un jardín exótico, repleto de palmeras y algunos restos de columnas y capiteles encontrados en el lugar. Las habitaciones son espaciosas con una gran terraza que invitan a disfrutar del sol en esta época del año, con vistas a las azuladas aguas del Mediterráneo. Sin duda, es un parador muy agradable y tranquilo.



En fin, poco más puedo contaros, solo recomendaros la visita a Terra Mítica y a esta hermosa zona alicantina.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Rafa

6 comentarios :

  1. Por lo que he leído es un lugar para disfrutar en familia, aunque parece que has disfrutado como un niño. Los parques temáticos me sorprenden por el despliegue de medios que utilizan en la recreación de los lugares que nos quieren enseñar. Te transportan durante unas horas a otro mundo. Me alegro que lo pasarais también todos juntos. Veo que frecuentáis paradores llamados de playa y veo que tienen ese encanto que les hace únicos. el ambiente, la atención. quizá estos paradores no tengan la enjundia de otros, pero parece que se disfruta de esa esencia que los hace tan especiales. Jávea parece uno de esos. Buen artículo Rafa.

    ResponderEliminar
  2. No soy muy aficionada a los parques temáticos, no me llaman mucho la atención y aunque he estado en Benidorm varias veces a lo largo de mi vida nunca he visitado Terra Mítica. Si bien para los niños ( pequeños y grandes) me parece una opción de ocio muy divertida y original. Sin embargo sí conozco los alrededores de Jávea que es un pueblo emplazado en un entorno natural espectacular en la costa levantina. Es cierto lo que comentas en tu artículo acerca de la especulación inmobiliaria y el ignorar la ley de costas pero aún así el Montgó sigue aportando ese clima tan particular a la zona. Un artículo muy original, Rafa. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las atracciones. Conozco varios parques incluso algunos los he visitado varias veces, sobre todo el de la Warner, supongo que por cercanía. Además suelo montarme en todo, empezando por las más enrevesadas, siguiendo por las de niños y acabando por las de agua, mis favoritas. Aunque reconozco que con el tiempo me he vuelto más prudente y me lo pienso dos veces antes de montar. Terra Mítica no lo conozco, pero es una buena opción de diversión en un bonito entorno de playa. Gracias por la propuesta Rafa.

    ResponderEliminar
  4. Tengo muy buenos recuerdos de esta escapada, lo pasamos genial con nuestros amigos Valencianos. Me encanta los parque tematicos y disfruto a tope con mis hijos montando en todo, aunque cada vez me lo pienso más en montar, será cosa de los años.
    En el parador nos dieron una habitación con unas vista preciosas al mar, disfrutamos mucho del clima, era el mes de diciembre y parecía primavera.
    Me ha gustado mucho recordar este viaje.

    ResponderEliminar
  5. A mi me encantan los parques de atracciones y en especial los parques temáticos, tengo que reconocer que disfruto en ellos y suelo montarme en casi todo, además es una buena ocasión para pasarlo en grande con la familia. Me gusta fijarme en la ambientación y en los detalles que casi siempre están muy logrados y ayudan a recrear una atmósfera determinada.
    El Parador de Jávea no le conozco, pero por tus fotos parece un lugar muy agradable, cerca de la playa y con esos jardines tan grandes y cuidados, además está en una zona donde hay buenas temperaturas cualquier parte del año.
    Un artículo muy divertido, Rafa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""