lunes, 7 de mayo de 2012

La Cueva de El Pendo, Cantabria

Entrada de la cueva

Cantabria en cuanto a cuevas prehistóricas no sólo se queda en Las Cuevas de Altamira y la Cueva de El Soplao. Estas son las dos más conocidas y publicitadas, pero hay muchas más, La Cueva de El Pendo es una de ellas.

Fuimos allí por recomendación familiar, es un lujo tener familia por tierras cántabras, te recomiendan lugares y sitios que visitar. Acertaron de pleno. Es una cueva diferente a las que he visto hasta ahora. No hay estalactitas, ni estalagmitas, hay unas fabulosas pinturas rupestres, un friso de 25 metros, visible desde prácticamente toda la cueva. También llama la atención por su estructura, una gran cavidad, formada a lo largo de miles de años, por los grandes desprendimientos y arrastres del agua, lo que ha formado una oquedad de gran altura de hasta 20 metros, ideal para que los homo sapiens y los hombres de neandertal camparan por allí a sus anchas. Tenían mucha luz porque la entrada de la cueva es muy amplia y esta penetraba muchos metros dentro de ella. Las pinturas se encuentran a unos 100 metros de la entrada, y son visibles desde muy lejos.

Es una cueva donde se han encontrado restos arqueológicos importantes como son los bastones de mando, hasta 12 unidades de gran valor. En ella se puede estudiar muy bien el paso del tiempo, por los hasta 33 niveles de sedimentación que han aparecido. Desde el Paleolítico Medio hasta la Edad del Hierro se han encontrado restos de evidencias del paso del hombre.


Su principal valor es el friso de las pinturas, 25 metros descubiertos en 1997, formado por 12 ciervas, una cabra, un caballo y dos figuras indeterminadas, a parte de numerosos puntos, líneas alrededor de las pinturas principales. Quizá el gran valor que tienen sea el lugar elegido para su ubicación y la utilización de salientes de la roca y sus grietas para dar perspectiva al conjunto. Se nota que el autor tuvo en cuenta donde las pintaba y desde donde se podían ver. La altura a la que se encuentran del suelo es un misterio para los arqueólogos, no hay evidencias claras de como se encaramaron allí para pintarlas. Se cree que pudieron hacerlo a través de una especie de andamios de madera. En otras cuevas con pinturas rupestres se han encontrado evidencias de este tipo de estructura, como restos de madera o agujeros realizados para encastrar la madera en el suelo. Pero en el Pendo no se han encontrado evidencias, debido a la multitud de escombros en el suelo debido los desprendimientos y arrastres a lo largo del tiempo.



Estas pinturas tiene un gran valor, no sólo por lo artístico de las mismas sino también porque el autor pensaba en su divulgación, debido a su situación dentro de la cueva y la utilización del relieve de la roca para dar perspectiva a las mismas. Se nota que sabía que pintar y donde hacerlo.

¿ Cómo han podido llegar a nuestros días tan bien conservadas las pinturas ?. Varias son las razones, la primera el óxido de hierro utilizado, el cual se ha impregnado en la roca caliza porosa y se ha fijado en ella. Y la segunda las condiciones de humedad, estas han estado cubiertas de moho durante miles de años hasta su descubrimiento hace 15 años.

La cueva se encuentra a escasos 15 km de Santander, en un lugar bastante recóndito, en un pequeño valle cerca del pueblo de Escobedo, Camargo. La cercanía de agua por los ríos cercanos, la proximidad del mar y las propias características de la cueva han hecho que haya estado ocupada durante toda la prehistoria y que hayan quedado vestigios hasta nuestro días. A día de hoy se continúan las excavaciones arqueológicas y se espera encontrar más restos a lo largo de los años. Se cree que en la propia entrada de la cueva es donde se encontrarían más restos y evidencias por su amplitud y por la gran cantidad de piedras y escombros que han sepultado las posibles evidencias a encontrar.

Acceso peatonal

Entrada

Para llegar hasta allí se accede por una carretera muy estrecha y de un sólo carril, con pocos apartaderos para que pasen dos coches. Por este motivo y por su conservación tiene unos horarios de visita concretos. Por lo tanto es muy recomendable reservar con antelación. Os dejo el enlace de la página web con horarios y teléfonos para su reserva.

http://cuevas.culturadecantabria.com/pendo.asp

Querría hacer mención especial al guía que nos enseño la cueva. Fue una visita muy didáctica, se notaba que le gustaba lo que hacía y que tenía experiencia tanto con adultos como con niños. Es interactiva, constantemente hace preguntas y te invita a participar. Es una perfecta manera de conocer estos lugares, explicando llanamente lo que ocurría en las cuevas, su formación, quien vivía allí, cómo se pintaba, como se formó la cueva, su morfología y otras muchas cosas que iréis descubriendo si la visitáis.  El guía te mantiene atento durante la duración de la visita. Lo recomiendo encarecidamente.























En definitiva la visita a esta cueva ha sido un autentico espectáculo como se cree que quería el autor de sus magníficas pinturas rupestres.


Escrito por Filustro






5 comentarios :

  1. Nos hemos aficionado últimamente al turismo espeleológico (si se le puede llamar así) y Cantabria tiene muy buenos ejemplos de ello, El Pendo, Altamira, El Soplao, Covalanas pero también existen otras cavidades en la provincia de Palencia como el nacimiento del Pisuerga en la Cueva del Cobre o la Cueva de los Franceses en el páramo de La Lora. Os recomiendo visitar estas enciclopedias de la historia de la humanidad que nos acercan la prehistoria a nuestros tiempos. Entonces no tenían que preocuparse por la crisis.
    Un artículo estupendo, Filustro.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta visitar cuevas y Cantabria además de muchos más atractivos, cuenta con una gran cantidad de estas cuevas con un impresionante arte rupestre. Recorrer sus interiores, pisar el mismo suelo que pisaron nuestros antepasados y admirar esas pinturas como las que nos describes no tiene precio. Es impresionante cómo desde hace tantísimos años, la imaginación del ser humano era tan grande.
    Me ha gustado mucho este interesante artículo.

    ResponderEliminar
  3. El pendo es una gran cueva pero el guia es al menos para mi lo mejor de la cueva.Se nota q lo vive intensamente y te transmite ese sentimiento.Las cuevas del Castillo y la moneda en Puente Viesgo son sin duda cuevas mas importantes y con muchas mas pinturas pero no consiguen llegarte de la misma manera.Un buen guia hace una buena cueva.

    ResponderEliminar
  4. El verano pasado disfrute de unas vacaciones en Cantabria . Visité cuatro cuevas pero esta que cuentas no pude verla, nos quedó pendiente .Hacer un visita a una cueva prehistórica es una oportunidad de ver las pinturas de cerca y sentir parte de la vida de los seres humanos que habitaron en ellas y dejaron su arte allí grabado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que tener un buen guía en una visita es fundamental, hace que comprendas y te guste más lo que estás viendo, éstas tienen que ser unas cuevas curiosas y son poco conocidas.
    Parece mentira que las pinturas rupestres se conserven hasta nuestros días, seguro que las personas que las hicieron querían que fueran perdurables y manifestar así su cultura y costumbres.
    Un lugar para tomar buena nota y visitar.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""