miércoles, 2 de mayo de 2018

La prestigiosa Universidad de Salamanca



Cuando uno recorre las calles de Salamanca, tarde o temprano irá en busca de su Universidad para contemplar la famosa rana que se encuentra sobre un cráneo que adorna la monumental fachada plateresca. De las numerosas teorías y leyendas que existen sobre esta rana que se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad, hay quien asegura que más que rana es un sapo y manda un mensaje iconográfico a los estudiantes de la época para advertirles que el pecado conduce a la muerte y se concentrasen en sus estudios. Hay que recordar que el sapo es el símbolo del pecado y de la lujuria y la calavera, el de la muerte.






La Universidad de Salamanca es una de las más prestigiosas de Europa y su fachada, sin lugar a dudas, uno de los lugares más visitados de la ciudad. Los turistas se quedan en la entrada y observan tan sólo su imponente fachada, quizás ansiosos de ver otros monumentos de gran interés como las dos Catedrales con su interesante exposición Ieronimus o quizás, se entretengan pensando en cual de las conchas de la famosa casa, estará escondido el tesoro. Sin embargo, si ya has encontrado la famosa rana, te recomiendo, si aún no lo conoces, visites el interior de la Universidad y descubrirás todo un tesoro.



Aquí se respira historia y sabiduría por todos sus rincones. Fundada en 1218 por el Rey Alfonso IX, a lo largo de su historia muchos son los estudiantes y profesores que se han paseado por sus pasillos. Fray Luis de León, Beatriz Galindo, San Juan de la Cruz o Miguel de Unamuno entre otros distinguidos personajes.




El edificio se dispone alrededor de un precioso claustro y durante la visita verás varias aulas donde se impartían las clases. Además del Paraninfo, sala donde se celebraba las ceremonias de investidura, veréis la escalera del conocimiento, representada de una manera muy simbólica.





Sin embargo, la joya de la universidad, desde mi punto de vista, es la Antigua Biblioteca. No podrás visitarla, tendrás que conformarte con ver sus manuscritos de los siglos XI a XX, además de numerosos incunables a través de unos cristales, aún así, te aseguro que es toda una maravilla.




Antiguamente unos frescos que representaba los astros y constelaciones recubrían el techo de la biblioteca. Es el conocido "Cielo de Salamanca" y podrás ver una pequeña parte que se conserva de él, junto al cercano Patio de las Escuelas Menores.





                                                                                                                                                           Rafa
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios :

  1. Muy buen artículo, Rafa, con ese repaso que nos das sobre esta Universidad.
    Salamanca es una ciudad preciosa, con mucho ambiente y un montón de cosas para ver.
    Una de las veces que fui a Salamanca, puede ver una exposición sobre Rodin, escultor que me encanta, en diferentes puntos de la ciudad. "Los Burgueses de Calais" estaban en el Patio de las Escuelas Menores y resultaba un conjunto formidable.

    ResponderEliminar
  2. Salamanca es una ciudad a la que siempre me encanta volver y contemplar la impresionante fachada de su universidad. Lugar importante de aprendizaje en el que se pueden ver los bancos y escritorios originales de la época.
    La biblioteca es increíble!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué gran reportaje sobre la universidad de Salamanca. Si bien, tengo entendido que su prestigio se debe, principalmente, a las carreras de humanidades con docentes tan ilustres como, Nebrija, Fray Luis de León o Miguel de Unamuno. A mi la zona que más me atrae es el maravilloso patio de las Escuelas Menores, una verdadera joya de la universidad de Salamanca que cumple ahora sus 8 siglos de docencia ininterrumpida.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"