martes, 17 de abril de 2018

El Palacio de los Papas de Aviñón


   En el sureste de Francia, Avignon fue la sede de la Iglesia y de los Papas durante el siglo XIV. Tras varios ataques a la ciudad de Roma, Benedicto XI tuvo que huir a Perugia.

   Después de su muerte, Clemente V fue elegido Papa y aceptó la oferta del Rey de Francia para instalarse en Avignon, creando aquí una fastuosa corte. Felipe IV, “El Hermoso” le manejó hasta el punto de implicarle en el proceso contra la Orden de los Templarios.





   El Palais des Papes, es imponente, de aspecto grandioso por sus anchos y altos muros. El Palacio Viejo fue mandado construir por Benedicto XII, siendo el que comenzó a levantar el castillo pontificio. El Palacio Nuevo es de la época de Clemente VI, que compró la ciudad de Aviñón a la reina Juana de Nápoles.



   El Palacio es una visita obligada si estamos en Aviñón o en los alrededores. Hay que dedicarle bastante tiempo ya que sus dimensiones son gigantescas. Durante el recorrido se puede ver la Capilla Mayor además de otras capillas, salones y aposentos papales decorados con frescos de Matteo Giovannetti. Los patios, galerías, claustro y jardines son realmente asombrosos. Al subir a una de sus torres las vistas son excelentes.



   La Sala de la Gran Audiencia era la sede del Tribunal de las Causas Apostólicas. El colegio de auditores que lo formaba, se sentaba en un recinto en forma de rueda, la rota, por eso el nombre del Tribunal de la Rota. Este Tribunal fue creado por el papado aviñonés y reformado en muchas ocasiones. En la actualidad es la jurisdicción ordinaria de apelación de la Santa Sede.







   Al fallecer Gregorio XI se desató el "Gran Cisma de Occidente", durante el cual había un Papa en Avignon reconocido por Francia, España y Sicilia, y otro en Roma reconocido por el resto de países. Esta rivalidad entre dos Pontífices simultáneos fue propiciada por franceses e italianos.



  En 1417 se dio por finalizado el Cisma, se decretó la unidad de la Iglesia y se condenó la corrupción de la corte papal hasta entonces. A Benedicto XIII, "El Papa Luna"  se le declaró antipapa y hereje. Se tuvo que refugiar en España y murió en Peñíscola.



   Hoy en día parte del Palacio se utiliza para múltiples eventos. En el Patio de Honor se celebra el Festival de Teatro de Avignon y una de las salas se ha acondicionado como centro de congresos.

   Cuando tuve delante de mis ojos el formidable conjunto del Palacio de los Papas, me quedé sorprendida. No sólo por la envergadura de los edificios sino por la Historia que representa.






                                                                                                                                                    Inma
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios :

  1. Me ha parecido sorprendente este palacio, es precioso. Un sitio imprescindible en la visita a esta hermosa ciudad, rezuma historia por todas sus estancias y el imponente tamaño que tiene más parece un castillo que un palacio. Espectacular!!!

    ResponderEliminar
  2. El palacio es precioso, son de estos lugares que cuando los visitas te quedas impresionada, tanto por su arquitectura como por la historia que lo rodea.

    ResponderEliminar
  3. Un artículo muy interesante sobre el espectacular Palacio de los Papas. Aún recuerdo mi libro de texto de francés del colegio donde los personajes vivían en Aviñón y destacaban este monumento que a mi me parecía impresionante. Coincido totalmente con Rafa: imprescindible e inigualable. Gran trabajo de fotografía, amiga.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"