martes, 29 de agosto de 2017

Catedral de Santa María de La Seu d'Urgell



   La única catedral románica que se conserva en Cataluña y que da nombre al pueblo, La Seu d'Urgell, es una imponente construcción de influencias lombardas con el aspecto de fortaleza.






   Levantada en el siglo XII, el maestro arquitecto Ramon Llambard se encargó de las obras. Tiene enormes fachadas de sillares de granito y muros de gran espesor. El ábside central es de forma semicircular con una galería exterior con arcos que continúa por el interior de la nave.




   La que ha llegado a nuestros días es la cuarta catedral con la que ha contado esta población. Tiene tres naves, un crucero con cinco ábsides y un austero interior.

   La iglesia de San Miguel está adosada al claustro y es el edificio más antiguo de la ciudad.




   El Museo Diocesano, también junto al claustro, cuenta con una gran colección de arte religioso con retablos, imágenes y pinturas murales.




   Guarda un ejemplar de la valiosa obra del Beato de La Seu d'Urgell con los Comentarios al Apocalipsis, datado entre los siglos X y XII.

   El autor del primer Comentario al Apocalipsis fue un monje que vivió en el Valle de Liébana, en Cantabria, llamado Beato; por eso se denomina beatos al resto de obras con estas características, en las que miniaturistas y pintores crearon espléndidos manuscritos.

   El Beato de La Seu d'Urgell tiene 250 pergaminos con bellísimas imágenes. Las ilustraciones en tonos vivos llaman la atención por la esbeltez de las figuras. A través de sus imágenes dan a conocer las costumbres de la época. Mobiliario, candelabros, vestimentas, así como lanzas, escudos y espadas representan las costumbres de la Edad Media.








   El maravilloso claustro de la catedral está en la fachada sur del templo. Tiene tres galerías románicas del siglo XIII y una cuarta, del siglo XVII,  ésta ya sin decoración.

   Las columnas tienen gran variedad en los capiteles; temática vegetal, figuras humanas, animales y monstruos. Se reconocen perfectamente monos, serpientes y aves, así como arpías personificando la infelicidad y calamidades, y grifos que representan la fuerza y el valor.

   Me gustan mucho los claustros y este está entre mis preferidos. La sencillez  forma parte del extraordinario conjunto monumental. Y el poder contemplar el detallado trabajo de los maestros canteros de la Edad Media, asombra.




                                                                                                                                           
Inma


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios :

  1. ¡Qué bonitas son las catedrales románicas! Esta en particular es un poco diferente a los típicos templos románicos del norte de Castilla pero también difiere de aquellas del valle de Boí. El claustro es magnífico y se asemeja un poco las catedrales del norte de Italia. Me ha encantado conocer su interior.

    ResponderEliminar

  2. Preciosa Catedral y el claustro una auténtica maravilla , recuerdo estar bastante tiempo admirando los capiteles.

    ResponderEliminar
  3. Cuando visité la Seu d'Urgell tenía un gran interés en conocer esta bella catedral con sus influencias lombardas y sobre todo, el bonito claustro. Una verdadera joya del románico y una visita que no te puedes perder si estas por la zona.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"