lunes, 24 de abril de 2017

Ermita de Santa Comba de Bande


   En la Comarca de la Baixa Limia, cerca del embalse de Las Conchas, en la provincia de Orense es donde se encuentra la pequeña y humilde ermita de Santa Comba.




   Los visigodos, tras ser expulsados de Francia, fundaron en el siglo VI un reino en la Península Ibérica con capital en Toledo. El dominio visigodo terminó con la invasión de los árabes en el año 711.

   Santa Comba de Bande está asociada a la cristianización de Galica. Fue levantada, a orillas del río Limia, en el siglo VII por canteros galaicos durante el reinado visigodo. Aunque no se tiene absoluta certeza respecto a sus orígenes.   



   Formaba parte de un monasterio abandonado del que sólo quedó la iglesia. En este lugar los monjes prestaban ayuda espiritual y material a los peregrinos en su camino hacia Compostela.



   En el exterior, junto a uno de sus muros, aún se puede ver la pila bautismal donde los no bautizados lo hacían antes de entrar al templo. 



   La iglesia está hecha con grandes bloques de granito y tiene planta de cruz griega. Su interior es bellísimo, el ábside está separado del centro con un arco de herradura sostenido por columnas de mármol.  La ventana central tiene una celosía de semicírculos también de mármol.



   De la época visigoda se conserva el altar. Después se realizaron modificaciones en el siglo IX y se le añadió el campanario y las pinturas medievales. En ellas está representado Dios sujetando a Jesucristo en la cruz sobre un cielo estrellado. También hay cuatro formas de animales figurando a los evangelistas. Llama la atención encontrarse en el interior de esta sencilla ermita estas fantásticas pinturas.

   En una austera capilla se guarda el sarcófago de San Trocado (San Torcuato), discípulo del Apóstol Santiago y uno de los encargados del traslado del cuerpo del apóstol.

   No conocía la existencia de este extraordinario lugar. Agradecimos mucho a nuestros queridos amigos, grandes conocedores de toda la zona, que nos tuviesen preparada esta sorpresa y nos llevaran allí. Fue un día completo y entrañable.

   Santa Comba, o la ermita de San Torcuato como también se la conoce, es uno de los templos más antiguos que se conservan en nuestro país y mantiene un estado de conservación excelente.






                                                                                                                                                        Inma

3 comentarios :

  1. Inma, me ha encantado tu artículo sobre esta pequeña ermita medieval que ha sobrevivido en buen estado en los montes de Galicia. Es una pequeña joya. Me han parecido maravillosas sus pinturas aunque también las increíbles vistas que se pueden disfrutar en su entorno. Una grata sorpresa, sin duda.

    ResponderEliminar
  2. Desconocía por completo este lugar tan agradable. Me ha resultado un monumento fascinante con unas vistas excelentes y entorno encantador. Arquitectónicamente me parece excepcional y es una suerte que se encuentre en tan buen estado y aún conserve todas sus pinturas medievales.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado esta ermita, me parece una auténtica preciosidad. Desconocía su existencia y este entorno precioso. Debe de haber cantidad de ermitas perdidas como esta, alejadas de los lugares turísticos habituales.
    Una buena aportación al blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""