lunes, 2 de julio de 2012

La Puerta del Sol, una puerta con mucha historia.


No importa la razón que os haya traído a Madrid: de paseo, turismo o de paso; pero tarde o temprano, acabaréis pasando por el cruce de caminos más famoso de España, la Puerta del Sol.


Un lugar muy conocido y frecuentado por visitantes del todo el mundo, con muchas historias curiosas. Algunas de ellas bien conocidas, pero otras resultan desconocidas incluso para muchos madrileños.
En esta plaza se derramó mucha sangre cuando un puñado de madrileños escasamente armados se opusieron a la imponente caballería de Napoleón. En ella brillo por primera vez una bombilla eléctrica pública y comenzó a dar servicio el primer tranvía eléctrico. También cada año el Reloj de Gobernación adquiere un especial significado cuando su bola dorada empieza a descender justo antes de la primera campanada de cada 31 de Diciembre, marcando el final del año y anunciando la llegada del nuevo. Es donde se encuentra la famosa escultura del oso y el madroño, símbolo de la ciudad. También encontraremos una placa en el suelo que nos recuerda que desde aquí parten todas las carreteras radiales de España. Es la plaza donde centenares de manifestantes acamparon, convirtiéndola en el símbolo del Movimiento 15M.


En la Puerta del Sol hay mucho sol está claro, no tienes más que atravesarla en pleno verano, para comprender que sol y calor hay demasiado ¿Pero donde está la puerta?
Una de las muchas teorías se remonta a la Edad Media. Al igual que todas las villas medievales de la época Madrid estaba rodeada por una muralla y un foso de protección. Los arrabales habían ido creciendo extramuros y una de las puertas de acceso a la villa por el este, por donde sale el sol, era esta puerta.
Debido al crecimiento de la villa era un paso muy frecuentado por comerciantes y pronto tuvo que ser demolida y sustituida por otra más ancha.
Otra teoría muy extendida se remonta a principios del siglo XVI. Por aquel entonces el hambre y el descontento reinaban en Madrid y en sus alrededores. Los nobles de muchas ciudades de Castilla se sublevaron contra el intruso Rey Carlos V comenzando la revuelta comunera.
El nieto de los Reyes Católicos había designado a su corte de flamencos los puestos más importantes del gobierno. Acusado de malgastar fondos así como de endeudar el país para satisfacer sus aspiraciones de dominar toda Europa.
Según parece los nobles y ricos de Madrid viéndose en peligro, fortificaron la ciudad, siendo una de las puertas de las murallas por donde sale el sol que se encontraría justo en esta plaza y de ahí le vendría el nombre. También existe la posibilidad de que existiera un castillo en la plaza con un sol pintado encima del arco de su puerta principal.

1920
1935

¿Y cómo fue esa Puerta? Parece ser que tenia un carácter defensivo, estaba construida con ladrillos y cal y en lo más alto rematada con seis almenas.
Demolida la muralla se empezaron a construir los primeros edificios. Entre la actual calle de Alcalá y la carrera de San Jerónimo se construye el Real Hospital de la Corte y la Iglesia del Buen Suceso. Próximo a estos edificios se encontraba el Convento de Nuestra Señora de la Victoria entre las calles Victoria y Carretas. En la calle Mayor, esquina con esparteros se levanto el Convento de San Felipe el Real con su famosa lonja, conocida como las Gradas de San Felipe. Auténtico mentidero donde se inventaban todos los bulos y chismorreos que recorrían Madrid.
Y la versión más moderna del origen del nombre. Si observamos una vista aérea sobre la famosa plaza, veremos como se puede ver la forma de un sol radiante proyectando sus rayos sobre las calles del centro de Madrid.




Las murallas, la puerta y los edificios monumentales ya no existen. A lo largo de su historia esta famosa plaza ha sufrido muchas ampliaciones y reformas, pero el nombre ha permanecido intacto hasta nuestros días.


Recuerdo muy bien esta plaza, probablemente sea el lugar más conocido de toda España por la que he pasado cientos de veces a lo largo de mi vida. Viví durante 25 años en una de las calles más controvertidas de la zona, la calle de la Montera.
Aunque la Puerta del Sol es un sitio de paso siempre ha sido y será el verdadero centro de Madrid.

Escrito por Rafa

5 comentarios :

  1. Chéspir
    Lo que me Sol prende de el artículo es que, después de pasar toda mi vida en Madrid, hubiera tantas cosas que no conociese sobre la popularísima plaza. Permitidme un consejo. A pocos metros de la Puerta del Sol, carrera de san Jerónimo, está Lhardy un restaurante pelín pijo pero que sirve en mostrador un caldo excelente para el invierno y un coctail "Media combinación" que es una delicia. No os lo perdais.

    ResponderEliminar
  2. Qué chulo el artículo Rafa. Me encanta conocer el origen de los nombres y tú nos traes varias teorías. Si no te importa, me quedo con la última, que la plaza vista desde arriba parece un sol que proyecta sus rayos por las calles que nacen allí. Desde luego eres nuestro cronista de la capital. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Siempre me había llamado la atención el nombre de esta plaza, ahora que lo mencionas, casi todas las villas en la Edad Media tenían una muralla y es cierto que siempre había una puerta del sol en ellas.
    Muy curiosas estas historias que nos cuentas de Madrid, una ciudad interesante, con mucho para ver, muy animada, de carácter abierto y que acoge fácilmente a quien quiera visitarla o instalarse en ella.

    ResponderEliminar
  4. La puerta de Sol quizás la plaza más famosa y el lugar más típico de Madrid , no hay turista que no la visite .
    En cada rincón de Madrid hay una bonita historia , me encanta pasear por ella y en especial cuando me las cuentas .Unn beso

    ResponderEliminar
  5. Un artículo muy interesante de la Puerta del Sol. Desconocía estas teorías sobre el nombre de esta plaza tan emblemática. Me quedo con la última, es la que más me gusta. Contigo Rafa siempre se aprende algo nuevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""