lunes, 9 de julio de 2012

El Imperio Romano, el Coliseo y el Foro - Roma (2ª parte)





   El Coliseo fue el símbolo del poder del Imperio Romano. Construido hacía los años 70/80 d.C. por el Emperador Vespasiano como un gigantesco anfiteatro para espectáculos. Vespasiano fue un soldado profesional que llegó a ser emperador, fundando la dinastía Flavia.

   Los materiales que se utilizaron en su construcción fueron piedra, ladrillo y hormigón. El muro exterior se apoya en 80 pilares conectados con el interior por medio de bóvedas, estaban numeradas y servían como puertas de acceso. Tenía una capacidad para 50.000 espectadores en asientos escalonados y distribuidos por zonas según las categorías sociales. La visibilidad era perfecta desde cualquier sitio. El anfiteatro era un reflejo de la jerarquía de la sociedad. El Emperador, su familia y su séquito ocupaban en un palco los asientos elevados junto a la arena, alrededor se colocaban los Senadores. En los pisos más altos se sentaban las mujeres y los esclavos. Las salidas daban acceso a las escaleras que llevaban a los pisos superiores y todos los espectadores, los 50.000, podían salir en cinco minutos.

   Los espectáculos de lucha los protagonizaban los gladiadores; éstos eran esclavos o prisioneros a los que se entrenaba duramente en la lucha cuerpo a cuerpo y se especializaban en diferentes armas. Además de servir como escenario para estos combates, también se escenificaban batallas históricas o mitológicas. En las luchas de animales se utilizaron osos, tigres, leones y elefantes. Algunas de las zonas se podían cambiar eliminando parte de la arena e inundándolo con agua para representar batallas navales.

   También tenía un inmenso toldo de tela para proteger a los espectadores del sol y el calor, sujeto con mástiles de madera en el último piso. Bajo la arena existían corredores, celdas, puertas y pasillos que servían para la organización de los espectáculos y como prisión para aquellos destinados a morir en la arena.

   Aún hoy en día el Coliseo impresiona, es un edificio majestuoso con una ingeniosa y  estudiada arquitectura. No deja indiferente saber la cantidad de personas que aquí murieron o luchando o sacrificados por diferentes motivos. Cuanto más violentos y variados eran esta clase de espectáculos más poderoso y popular era el emperador que en ese momento los ofrecía. Este anfiteatro fue durante siglos uno de los protagonistas de la sociedad de la Roma Antigua.
                                      





   Junto al Coliseo está el Foro, que discurre a través de la Vía Sacra. Los restos descubiertos corresponden a distintos periodos de la historia de Roma. Hay diferentes áreas entre el Foro Romano, los Foros Imperiales y el Palatino.

   El Foro Romano era donde se desarrollaba la vida cotidiana, tanto política como social, entre las ruinas quedan restos de columnas, frisos y capiteles. Paseando por aquí da la sensación de haber retrocedido en el tiempo. Entre estos restos arqueológicos podemos ver el Arco de Tito, que aún conserva unas trabajadas tallas; el Arco de Septimio Severo, levantado en honor del emperador victorioso; la Curia Romana, donde se reunía el Senado; la Tribuna de los Oradores; el Templo de Julio César, donde el cuerpo del emperador fue incinerado después de su asesinato; y el Templo de las Vestales, las únicas sacerdotisas de Roma, guardianas del fuego sagrado de Vesta, la diosa del Hogar.

   Desde la Colina del Palatino hay unas magníficas vistas del Foro, aquí también podemos ver los restos de la casa de Augusto y la casa de Livia.

   Los Foros Imperiales son una ampliación, realizada por Julio César, del Foro Romano. Más tarde fueron creados también el Foro de Augusto y el Foro de Trajano.

   Después de un largo paseo por todo esto, es fácil hacernos una idea de lo que debió ser el poder y esplendor de este Imperio.

   S.P.Q.R.  Senatus Populusque Romanus, “el Senado y el Pueblo Romano”, era el símbolo de las legiones romanas y eran las siglas de la Roma Imperial. Todavía podemos verlo en el actual escudo de la ciudad y en numerosos sitios y rincones como recuerdo de lo que fue y siempre será Roma.
                                                               
                                                                                                                                                           Inma
                                                                                                                                          
                                                                                                                                                    
           
                                                                                                                                       

6 comentarios :

  1. Lo que más me gusta del blog es la diversidad de artículos que ofrece. Desde Roma al Yucatán pasando por el Penedés. Buena y entretenida información acompañada de fotos excelentes. Para terminar, mi recomendación sobre el tema. Un libro que, de forma novelada, describe todo el entorno histórico y social que acompañó a la construcción del monumento. De Santiago Posteguillo, "Los Asesinos del Emperador".

    ResponderEliminar
  2. El Coliseo de Roma, representan la grandeza del imperio romano y su arte.
    Me llama mucho la atención 50.000 espectadores tuvo que ser espectacular .
    Un bonito artículo y las fotos estupendas.
    Enhorabuena Inma .

    ResponderEliminar
  3. Has hecho un trabajo estupendo Inma. Me encanta la historia de Roma y sus monumentos, tengo unas ganas enormes de poder visitar Roma alguna vez, debe ser impresionante.Como siempre unas excelente fotos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Inma, por este artículo tan completo. Qué sería de Roma sin esas crueles luchas en el anfiteatro Flavio o sus debates en el Foro. Me resultó curioso saber que durante cientos de años el Foro romano estuvo cubierto por toneladas de basura ya que se utilizó como escombrera y apenas se veían los frisos de los arcos y los capiteles de algunas columnas. También resulta chocante ver la diferencia en el nivel del suelo actual nivel de la Roma clásica casi (6 metros de desnivel).
    Un artículo magnífico y, como siempre, muy bien ilustrado con las fotografías que lo acompañan. Bravo!!

    ResponderEliminar
  5. El Coliseo es increíble, cuando lo vi me impresionó. Me han gustado mucho tus fotos.

    ResponderEliminar
  6. Es un lugar que impresiona por sus dimensiones. Estos romanos estaban locos. El Coliseo, el Foro y el Palatino forman un conjunto que no hay que perderse. Gran artículo Inma y mejores fotos. Me ha encantado.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""