sábado, 11 de febrero de 2012

Cuevas de Sorbas


Sorbas, es un pueblo pintoresco de la provincia de Almería, de origen íbero que cobró gran importancia con la llegada a sus tierras de los árabes. Su casco histórico presenta una estructura fiel a los asentamientos musulmanes de la época con el entramado de sus calles y su recinto fortificado. Levantado en una zona conocida como el Karst de Sorbas, de alto interés geológico, en el que existen canteras de yeso explotadas a cielo abierto y que está considerado el yacimiento de esta materia más importante de Europa.



Hace unos años me acerqué al centro de visitantes Los Yesares, del que me habían hablado de la existencia de unas cuevas visitables donde poder admirar la belleza del mundo subterráneo que tanto me gusta.

Este centro es el punto de partida para quienes deseen conocer la zona, en su interior hay diferentes salas con información, paneles y fotos que explican la formación de estas cuevas.

Se hacen visitas guiadas por este singular paraíso, acompañados de guías. Sólo te proporcionan el casco con luz, por lo que os recomiendo que llevéis zapatilllas deportivas y ropa vieja porque cuando salgáis, estaréis blancos del yeso. Estas cuevas se formaron por la acción del agua de lluvia que durante milenios han ido disolviendo el yeso.

Existen tres tipos de rutas, la básica, combinada y la técnica. Yo al ir con mi familia hice la básica, su recorrido es muy fácil y dura una hora y media, es una experiencia perfecta para realizarla con niños. Durante el recorrido, los visitantes recorren galerías, se ven pequeñas pozas con agua y los reflejos de los cristales de yeso al darle la luz de los cascos. Un itinerario fácil, en horizontal aunque en algunos casos hay que trepar alguna roca, entrar por alguna grieta, gatear un poco y hasta arrastrarse por el suelo para poder pasar por debajo de una gran roca, fue muy divertido. Una graciosa anécdota que me gustó mucho fue cuando la guía nos dijo que nos sentáramos todos en el suelo y apagásemos las luces de los cascos, todos en silencio y con una oscuridad total. Así durante unos 5 minutos aproximadamente, nos dice que el que encienda primero la luz paga las cervezas. Al final la que la enciende es ella y dice riéndose de lo que éramos capaces de aguantar para no pagar unas cervezas. Cuando salimos de la cueva, riéndonos todos, estaba encantada porque había sido una experiencia muy divertida de las que a mi me gustan.























Recomiendo un paseo por este pueblo conocido como "Cuenca la chica" y una visita a estas cuevas, eso sí, no apta para los que padecen claustrofobia.


Escrito por Loli

7 comentarios :

  1. Me ha encantado tu artículo Loli. Estuve hace unos años por la zona y me lo perdí, así tengo excusa para volver a tierras almerienses. La anécdota de la cervezas muy graciosa.Toda la zona de Mojacar y Cabo de Gata es sorprendente, un paisaje desértico muy evocador, lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado leer lo que nos cuentas, cuando estuve en el parador de Mójacar también hice esta visita a las cuevas, aunque sí que fue divertido, como dices, en algún momento me agobió un poco, a pesar del casco con la luz no se veía casi nada y había zonas demasiado estrechas, como esa de tu foto que parece que te está aplastando la piedra.
    Impresionaba bastante el rato cuando se apagaban los cascos, el silencio y la oscuridad era total.
    Me gustó entrar aunque casi estaba deseando salir otra vez y ver el sol.
    Me alegro de que todo el grupo lo pasarais tan bien. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. La excursión a esta zona de Almería y sobre todo a estas cuevas fue toda una aventura que me gustó bastante . No recomendables para los que no les gusten los sitios cerrados y oscuros , ni quieran salir rebozados de tierra .

    ResponderEliminar
  4. Pero bueno,valiente es poco!!! ,yo ya te digo que no,que os espero fuera sacando las fotos de la vegetación colindante..o de lo que sea,en las fotos pareces una reportera de estas de riesgo.
    bss

    ResponderEliminar
  5. Qué atrevidos, chicos! A mi me vais a disculpar pero no me metería en ese lugar ni con luz ni con casco ni con un kit de supervivencia a lo McGyver. Es una experiencia lo que nos cuentas pero, como bien señalas, no apta para claustrofóbicos. La costa de Almería y en particular el Cabo de Gata me gustó mucho. La cerveza de la cueva nos la podemos tomar en otro lugar si no os importa, por ejemplo en el puerto de San José mirando al mar.
    Un besazo y gracias por contarnos vuestra experiencia.

    ResponderEliminar
  6. Me acuerdo de ese día ,fue muy divertido me lo pase genial con vosotros y nuestros amigos .Gracias por ser tan aventureros .Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por vuestros comentarios y un beso para todos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""